La contribución del 5G al desarrollo de ciudades inteligentes

Los especialistas advierten que la quinta generación de transmisión de datos es fundamental para concretar sistemas de ciudades inteligentes. ¿Cómo será el impacto en la vida de las personas?

En nuestro país ya se está diseñando el camino para el desarrollo de smart cities o ciudades inteligentes, cuyo objetivo es mejorar la eficiencia y calidad de vida de las personas a través de la hiperconectividad.

El desarrollo de la red 5G será fundamental para concretar soluciones, ya que podría alcanzar descargas de 20 GB por segundo con una conexión estable. Así lo plantea Pablo Durán, director ejecutivo y de Investigación del Instituto Smart City Chile, quien agrega que esto “permitirá simular una próxima realidad, donde la ciudad responda al movimiento del habitante, interactúe con él y le presente oportunidades que mejoren su eficiencia y calidad de vida”.

En concreto, el arquitecto urbanista experto en ciudades inteligentes explica que aquellos elementos que son normales para nosotros — por ejemplo, los sensores que tiene un vehículo como limpiaparabrisas, clima, seguridad, sensor de voz, temperatura, frenos, etc. — ahora, con la revolución del 5G, podrían ser instalados en esquinas urbanas importantes “interactuando con los nosotros a través de lentes, relojes, ropa, bicicletas, zapatillas, coches de bebé, sillas de rueda, etc. Con esto la ciudad emitirá alarmas, reportes, sugerencias, alertas, rutas, oportunidades y opciones para que el habitante y grandes flujos de personas operen de mejor manera”.

Es decir, los servicios serán diseñados para esta hiperconectividad. “Las 5G abren el camino para el desarrollo e implementación de nuevas aplicaciones, que medirán calidad de aire, patrones de tráfico, iluminación pública, riesgos naturales, radiación, ruido, polución, vulnerabilidad. Todos estos datos lograrán que los objetos – Internet of Things (loT) – respondan a nuestro comportamiento”, explica Durán.

Impacto en la calidad de vida

El impacto de la red 5G se verá en el desarrollo urbano y el comportamiento con las ciudades, sin embargo, también habrá efectos a nivel personal, por ejemplo, en el trabajo remoto. Así lo plantea Víctor González, subgerente mayorista de Mundo quien afirma que “a diferencia de sus antecesoras, esta red tiene una muy baja latencia, que corresponde al tiempo que demoran los datos en llegar de un lugar a otro. El aumento de velocidad de la red 5G permitirá habilitar el uso de nuevas aplicaciones, basadas en la automatización y en el trabajo remoto, precisamente gracias a su baja latencia. Además de permitir significativos avances en temas como la modernización del Estado”.

Continuidad en los procesos de digitalización

Para Antonio Bueno, director de Tecnología de Movistar Chile, los pasos para alcanzar una ciudad más conectada se relacionan con “seguir masificando la fibra óptica como la columna vertebral de este ecosistema digital. Adicionalmente, es importante que el propio Estado continúe con sus procesos de digitalización, integrando mayor inteligencia y tecnología, y a la vez mejorando la calidad de vida de las personas. Y junto a ello, para hacer realidad las smart cities, también se requiere de la modernización y digitalización de todo el ecosistema urbano: transporte, comercios e industrias que impactan tanto a las ciudades como al día a día de la sociedad”.

FUENTE: LA TERCERA