Reunir oferta y demanda en torno a plataformas físicas y virtuales son los nuevos desafíos de la industria de los eventos masivos

  • Entre los actuales retos de la industria se cuentan crear una oferta online atractiva y que permitan el netwoorking y la comercialización de productos y servicios, y que además sean seductoras alternativas para congresistas con seminarios y talleres que permitan la actualización y el desarrollo del conocimiento, aseguran desde Interexpo.
  • “Los eventos más locales serán los primeros en levantar en cuanto a lo presencial y la participación de visitantes regionales e intercontinentales será, por el momento, mayoritariamente virtual”, sostiene José Miguel Soto-Luque, director de Interexpo.

El mundo de los eventos hoy en día está enfrentando una serie de cambios y consideraciones, tras la llegada del COVID-19 al mundo. Tal es así, que expertos mundiales coinciden en que los organizadores y quienes trabajan en la industria deberán considerar implementar diversas estrategias para mantener un funcionamiento saludable, una vez que estos se puedan volver a realizar. Todo ello, con el objetivo de proteger aún más a las personas, así como prevenir la propagación de la enfermedad.

Bien lo saben en Interexpo – http://interexpo.cl/ -, realizador de algunos de las ferias, exposiciones y congresos más importantes del país, que tras la pandemia ha debido reprogramar todas sus actividades masivas, de carácter presencial hasta octubre de este año.

Pese a ello, actualmente, la empresa se encuentra en plena planificación de lo que será la reactivación de sus actividades una vez que las autoridades del país autoricen a la realización de los eventos masivos. “La evaluación de riesgos incluirá los inputs de autoridad de salud pública, los que deberán tener en cuenta ante todo la evaluación la seguridad de un evento. Para ello, monitoreamos diariamente la situación epidemiológica del país”, explica José Miguel Soto-Luque, director de Interexpo.

Y, agrega, “las ferias, congresos y eventos en general eran irreemplazables en su concepción presencial. Esto hasta hace poco era incuestionable. Pero la pandemia ha traído un nuevo orden en la industria de los eventos. Hoy por fuerza y necesidad, las TI son el gran salvavidas para que gran parte de estos encuentros puedan realizarse y seguir cumpliendo su objetivo genérico, es decir, reunir oferta y demanda en torno a plataformas físicas y, desde ahora virtuales también”.

En este sentido, la empresa está trabajando arduamente en definir los protocolos de funcionamiento, determinando por ejemplo las características específicas de un evento, tomando en cuenta su tamaño, fecha de realización, el espacio disponible respectivo y el tipo y número de audiencia esperados.

De igual forma, se deberán contemplar el número de asistentes provenientes de países o áreas afectadas por el brote de COVID-19 en los 14 días antes del evento, la edad promedio de los visitantes, entre otros aspectos.

“La llegada del Covid nos ha impuesto como desafío revisar los beneficios de llevar a cabo eventos híbridos, es decir tanto físico como de manera virtual”, agrega Soto-Luque. Por ello, en donde “un futuro próximo no será extraño ver que el gran cambio de la industria está relacionado a la cantidad de asistentes a un encuentro y aumentar, en gran medida, las medidas de prevención, tanto para expositores como organizadores y visitantes”.

En forma paralela, se estima que la realización de éstos, deberían evitar en un futuro próximo, zonas de alta densidad en cada área, donde además entradas, salidas, configuración de pasillos, pasillos, áreas de conferencias y todos los demás espacios debieran contemplar un diseño tal, que permitan entregar una distancia adecuada entre los asistentes.

Y, donde las distancias físicas no puedan mantenerse, servicio al cliente, por ejemplo, se aplicarían medidas de protección adicionales como usar mascarillas o escudos faciales.

Por otro lado, la industria deberá introducir nuevas tecnologías, de forma de aumentar los mecanismos de gestión de colas y de personas en entrada, flujo de visitantes y salida. Saber en tiempo real cómo se encuentra cada uno de los espacios entonces permitiría -de ser necesario- aplicar señalización digital flexible, horarias de acceso, medidas físicas como barreras, marcas en el piso, flujos unidireccionales y mayor número de guías y personal de seguridad para velar por el cumplimiento de dichas medidas. En cuanto a los nuevos desafíos, hoy Interexpo se encuentra en la organización virtual de varias de sus tradicionales ferias, entre las que destacan Smartcity Expo Santiago de Chile – https://smartcityexposantiago.com/ – la cual buscará facilitar las herramientas y posibilidades para posicionar a Santiago como una ciudad inteligente, de manera de integrar la participación de la ciudadanía y el protagonismo de la tecnología para contribuir al desarrollo de un futuro sustentable. El encuentro, de carácter híbrido, se realizará el 10 y 11 de diciembre próximo.